Es inevitable. En algún momento de nuestra vida de programadores tendremos la necesidad de forzar la salida de un bucle a mitad de su ejecución.
Un bucle, como while o for, ejecuta una serie de instrucciones repetidamente a condición de que se cumpla algo determinado. Pero puede suceder que a mitad de proceson ocurra algo que precise que debamos abortar toda la operación. ¿Cómo puede hacerse? La respuesta es break.
Fijémonos en el siguiente ejemplo:
numero = 123
cuenta = 0
 
print "El quinto múltiplo de 123 es..."
 
while True:
    numero = numero + 1
    if numero % 123 == 0:
        cuenta = cuenta + 1
    if cuenta == 5:
        break
 
print numero
Se trata de lo siguiente; averiguar a mano cuál es el quinto múltiplo de 123. El programa lo hace a través de un bucle infinito. En cada ciclo, aumenta el número y mira si es divisible por 123 a través del módulo (el resto de la división, que será cero si es divisible). Si es divisible, aumenta el contador de múltiplos de 123 (cuenta). Esta tarea la estaría haciendo siempre ya que la condición del bucle es siempre cierta (True). Pero queremos que se salga del bucle cuando se encuentre el quinto y así poder escribir cuál es. Eso es precisamente lo que hace el break.
La salida del programa, como puede imaginarse, será la siguiente:
El quinto múltiplo de 123 es...
738